Blog de cuentosynanas

Blog personal

Noticias y comentarios personales

La historia de un gusano y su pequeña ventana al mundo

Escrito por cuentosynanas 23-03-2016 en gusano. Comentarios (0)


Gusi es un gusanito. La historia de Gusi no cambió el rumbo de los cuentos pero si la de él mismo. Empezó tras un invierno frío y lluvioso. Gusi quiso buscar refugio para dormir calentito bajo un techo sostenible y acogedor. Y allí, delante de él se alzaba un esbelto manzano con manzanas de todos los tamaños y colores. Sus ramas más altas acogían con celo sus frutos queridos.

Gusi entonces quiso subir por su tronco robusto y alojarse en la manzana más grande y madura que estaba más baja. Escogió esta para llegar antes. Cargó en sus espaldas de gusano la cama, la mesa, las sillas, la tele y más objetos para llenar su casa manzana. Poco camino fue el que recorrió hasta llegar a su casa. Cavó un agujero y entró todos sus objetos. Tan cansado estaba Gusi que se acurrucó en la cama, bostezó y se durmió. Tan profundamente entró en sus sueños que no se percató del fuerte viento que azotó esa noche. El manzano se movía de lado a lado y las manzanas más grandes y maduras cayeron al suelo.

Al día siguiente, cuando Gusi despertó, se vio de nuevo en tierra. Todo su esfuerzo en crear un hogar, desvanecido por la fuerza de la madre Naturaleza. Sin embargo, enamorado de aquel manzano, volvió a mirar hacia arriba y se fijó en una manzana un poco más pequeña pero igual de apetitosa. Abandonó allí abajo las sillas, la mesa, la tele y otros enseres y emprendió su viaje hacia aquella manzana. Tardó algunas horas en llegar. En seguida, cavó un pequeño agujero por el que podía entrar él y su pequeña cama. Exhausto por el viaje se acostó y se durmió en seguida. Pero esa noche volvió a soplar el viento con tanta fuerza que la manzana no pudo aguantar en la rama y cayó al suelo.

Al salir el sol, Gusi salió de su casita y se vio de nuevo en tierra. Entristeció y por un momento pensó en tirar la toalla y no volver nunca a escoger como casa una manzana. Pero antes de marchar se fijó en la manzana más alta del árbol. Allí estaba, recogida por las ramas del manzano. Era muy pequeña, tan pequeña que hasta que no cayeron las demás manzanas no le dejaron verla. No era apetitosa, ni grande ni madura. Pero parecía segura de sí misma. Su tamaño le impedía entrar la cama que le quedaba. La dejó allí abandonada y volvió a subir por aquel tronco horas y horas. Esta vez se cansó mucho menos porque no llevaba nada a cuestas. Cuando llegó arriba, abrió un pequeño agujero.

Una vez instalado en aquella pequeña manzana descubrió que no necesitaba nada más para descansar y vivir en paz consigo mismo dentro de una fruta. Aquella pequeña manzana escondía un secreto, un regalo. Algo que le hizo sonreir y ser feliz. Una ventana. Un pequeño agujero, un mirador que le permitía observar la Naturaleza en su máximo esplendor. Desde lo más alto, sin obstáculos, sin prisas, sin tiempo.

Y la manzana fue su casa durante una larga temporada. Y Gusi estuvo con ella durante una larga temporada...


Los animales increíbles

Escrito por cuentosynanas 21-03-2016 en fallas. Comentarios (0)

Falla 2016 Kinder...temática: Los animales imposibles. Esta es la justificación de la falla

Hace mucho mucho tiempo...en un lugar perdido, olvidado y abandonado, los animales corrientes, ordinarios, famosos y reconocidos empezaron a extinguirse. Poco a poco y aburridos de seguir siendo siempre los mismos, se unieron en un sueño casi eterno. La tierra, el mar y el aire se quedaron apenas sin habitantes. En esa soledad y estado de hivernación, un lento caracol y una nerviosa gallina coincidieron sus miradas. Fue un instante en el que sobraron las palabras, las descripciones...y nació el amor. Y con él, primero una galliracol, luego un caragallo, más tarde una carallina y así hasta 10 más. Y no tenían pereza de salir a pasear, de darse a conocer, de mostrarse al resto del mundo. Y tras esta maravillosa experiencia, un pez se encontró con un gato, y un elefante con una jirafa llamada Ana, el tiburón se enamoró del pingüino Rufino y la rata Renata del Oso Simón. Y aquel aburrido mundo se llenó de magia y de color. Y crearon nuevas palabras como la tolerancia, el respeto, la diversidad, interculturalidad. Y a partir de aquí, nunca ningún animal fue igual. Es el período de la evolución más estudiado en los libros de historia. Un misterio que aún a día de hoy no se puede explicar científicamente. Pero existió. Y aquí, una pequeña muestra de ello....